Próxima conferencia en Galicia

Anuncios

Edición 203

Hace unas horas a acabado exitosamente el Taller para Despertar a la Vida a través de la Muerte nº 203. El Tema de fondo que se ha desvelado es un reflejo de una parte del mundo en que vivimos: soledad y desubicación, en parte resultado de haber carecido de una figura paterna firme. Parece que haya sido una preparación para el próximo taller que empezará el jueves por la tarde: sobre lo Masculino y lo Femenino. ¡Gracias a todos!

Recuerda…

“Recuerda una de nuestras noches, pero no recuerdes lo que te dije”, habla de que lo fundamental es siempre la experiencia, no las palabras.
Entre estos árboles, en esta atmósfera de calma del jardín del campus Can Benet Vives, me gustaría compartir el curso de introducción a la meditación que empieza hoy a las 19:30 h.

El abrazo de la serpiente

Os recomiendo ver la película ‘El abrazo de la serpiente’, dirigida por Ciro Guerra. Actualmente la están proyectando en algún cine de BCN, y tal vez también en Madrid.
Se trata de un largometraje de más de 2 horas sobre la vida de un chamán del Vaupés (amazonía colombiana) y la sucesiva búsqueda de la ayahuasca por parte de dos investigadores alemanes guiados por el chamán.
El tema de la ayahuasca está fantasiosamente tratado, pero el simbolismo es claro y profundo. En la película la llaman “yakruna”, obviamente inspirado en el término brasileño “chacruna” que es nombre popular de uno de los componentes vegetales de la mixtura. Y también hablan de “buscar la caapi”, uno de los términos indígenas para referirse a la ayahuasca, y de ahí el nombre botánico de la liana: Banisteriopsis caapi.
De todas formas, lo que más quiero destacar es el fenómeno de la desconexión del ser, magistralmente expuesto en la película. El chamán explica de numerosas maneras que se ha convertido en un ‘chullachaqui’, un cascarón humano sin vida interna, sin recuerdos trascendentes, sin profundidad. Es lo que llamo ‘una máquina de tabaco’: alguien que parece humano, que parece que hable y se mueva, como una máquina de expedir tabaco, pero no hay nadie ahí dentro.
Casi diría que este es el verdadero argumento de la película: la búsqueda de la conexión con el ser interno.
En lo personal, cuando la vi me trasladó completamente a mi tiempo de vida amazónica, a la cadena de conexión con lo trascendente que me compactó Juankª. Me trasladó a la juventud de Carlos Pichamª, a como era la vida en la selva en la primera mitad y hasta final del siglo pasado, con locos occidentales instalados en la espesura y viviendo impunemente su demencia, misioneros fanáticos convencidos de la bondad de su labor, buscadores de fortuna material, indígenas enraizados en su tradición y sabiduría y otros ya perdidos y convertidos en ‘chullachaquis’. Os la recomiendo.

 

Cerezos en flor

Miles de cerezos silvestres blanqueando los valles de los alrededores de Can Benet Vives. Este inicio de primavera, como cada año, es tan delicado y tan bello que convierte los bosques en un poema flotante. No puedo más que sentirme agradecido de presenciarte, Naturaleza que estás siempre ahí, viva, sin pedir nada (fotos de esta mañana).