Amazonía

Sigo en la Amazonia en una investigación etnobotánica sobre el uso místico y curativo que hacen los indígenas de las famosas Brugmansia, la plantas más alucinógenas conocidas. En esta región del mundo, lo visible y lo invisible se entrecruzan de forma cotidiana, lo mágico y lo profano conviven fraternalmente, y la vida y la muerte está asombrosamente presentes en cada milímetro y a cada segundo. Esta gente es tan fuerte y segura de sí misma, en parte gracias al consumo de tales plantas, que me recuerdan a diario este poema de Rumi: “Busqué en templos, iglesias y mezquitas, pero encontré la divinidad dentro de mi corazón”. Un abrazo a todos los amigos y amigas. J.MªF.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s