Montségur

He pasado el fin de semana recorriendo alguno de los lugares donde vivieron los cátaros hace 7 siglos, en la zona de Catalunya ubicada hoy en sur de Francia, en la región del Languedoc (nombre que proviene del catalán Llengua d’Oc: donde se hablaba el Occità). Por dentro me ha invadido la ira y un sentimiento de luchar por la Justicia, en especial en el castillo de Montsegur donde el tribunal de la Inquisición quemó vivos a 250 cátaros por no querer abjurar de su fe en una vida pura, casta, sencilla y siguiendo los preceptos originales de Jesús, no los de la decadente y codiciosa Santa Iglesia de Roma.
Pues bien, hace apenas unos días, fuentes del Ejecutivo español aseguraban que la empresa que venda las urnas al Gobierno de Catalunya para hacer el referéndum del próximo 1-O no podrá cobrarlas y, además puede enfrentarse a responsabilidades legales. Creo, creo… que siento lo mismo por dentro, algo no ha cambiado. Pero enfadarse no sirve de mucho, así mejor seguir enfrentando el dragón y luchar por la libertad y la consciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s